Los diseñadores Charles y Ray Eames eran casi tan famosos por sus máximas personales como por sus emblemáticas sillas: «Learn by Doing» (Aprende haciendo). «Design is for living» (El diseño es para vivir). «Innovate as a last resort» (Innovar como último recurso). Y, quizás lo más importante de todo, «Take your pleasure seriously» (tómate el placer en serio). A los ojos de los Eames, tomarse el placer en serio no se trataba tanto de descansar en una tumbona (aunque la vida siempre debería incluir un toque de ocio) como de dedicar tiempo a perseguir tus verdaderos intereses y pasiones con dedicación bien dirigida. El matrimonio de diseñadores era extremadamente exigente con los proyectos que aceptaba y siempre se comprometía a aportar un sentido de diversión exploratoria a todo lo que hacía.

Mientras caminamos hacia nuestro nuevo mundo, todos deberíamos dedicar un momento a pensar en el tiempo que le dedicamos al placer en nuestro día a día. ¿Cuánto tiempo dedicamos a las cosas que hacemos por obligación, incluso cuando ni el proceso ni los resultados nos hacen sentir particularmente bien? ¿Cómo sería tu trabajo (y tu vida) si adoptaras una filosofía en la que antepusieras el placer a todo lo demás? En un mundo que equipara la abnegación con el dominio de uno mismo, reorientar nuestras vidas en torno a las cosas que nos brindan alegría parece un acto radical.

Smiley siempre ha sido un referente de optimismo provocador.

En este momento crucial de la historia, inspiramos a las personas a imaginar, reflexionar y hacer realidad futuros mejores.

En colaboración con la autora Phoebe Lovatt y un grupo de artistas visuales, compartimos visiones, pensamientos y filosofías sobre el futuro en un esfuerzo por motivar a las personas con más positividad, creatividad e ideas brillantes y ambiciosas. 

Te damos la bienvenida al proyecto #SmileyFutureProject.

Texto de Phoebe Lovatt

Ilustración de Wekaforé Jibril